MENU

Desahogo: Abrir o no la puerta

A

 

Antes de ayer estaba un poco molesto. Sé que no tenía el derecho, pero hay sentimientos que son incontrolables. Algunas personas cercanas que trabajan conmigo, personas inteligentes, de buena índole y talento de sobra, están perdiendo oportunidades en sus vidas. De esas que no suelen volver, sabe? El mismo día recibí un texto enviado por una amiga. Su lectura me pareció muy, pero muy enriquecedora. Vale la pena leerlo y por eso quiero aquí compartirlo con ustedes, mis lectores.

 

Abrir o no la puerta

En una tierra en guerra, había un rey que causaba espanto. Cada vez que tomaba prisioneros, no los mataba, los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros de un lado y una inmensa puerta de hierro del otro, con figuras de calaveras grabadas.

En esta sala, él los hacía ponerse en círculos, y entonces les decía:

▬ Ustedes pueden escoger morir por las flechas de mis arqueros o pasar por aquella puerta y por mí allí ser trancados.

Todos los que por allí pasaban, escogían morir por los arqueros. Al término de la guerra, un soldado que durante mucho tiempo había servido al rey, le dijo:

▬ Señor, ¿puedo hacerle una pregunta?

▬ Dígame, soldado.

▬ ¿Qué había detrás de la puerta asustadora?

▬ Vaya y vea.

El soldado entonces la abre lentamente y percibe que a medida que lo hace, rayos de sol van entrando e iluminando el ambiente, hasta que totalmente abierta, nota que la puerta llevaba a un camino que salía hacia a la libertad.

El soldado admirado, apenas mira a su rey que dice:

▬ Yo le daba a ellos la elección, pero prefirieron morir que arriesgarse a abrir la puerta.

Por eso la llamo la puerta del miedo. El miedo siempre hace que algo parezca peor, mayor de lo que es, pero si decidimos enfrentarlo, nos damos cuenta que el miedo es lo que hace que las cosas parezcan mayores de lo que son en realidad y que la tragedia mayor se crea en nuestra cabeza debido al miedo.

Enseñanza:

▬ El coraje no es la ausencia de miedo, es la resistencia al miedo.

No hay problema en sentir miedo, lo que no podemos hacer es dejar de actuar debido a su existencia. El miedo paraliza, nos impide hacer lo que hay que hacer.

▬ ¿Cuántas puertas dejamos de abrir por el miedo de arriesgar?

▬ ¿Cuántas veces perdemos la libertad, por el sólo hecho de sentir miedo de abrir la puerta de nuestros sueños?

“Las dificultades reales pueden resolverse, sólo las imaginarias son insuperables.”

Theodore N. Vail.

Comments
Add Your Comment

FECHAR MENU