Cosas que la vida enseña después de los 40

(Arthur da Távola)

Amor no se implora, no se pide no se espera…

Amor se vive o no.

Celos son un sentimiento inútil. No hace a nadie fiel a ti.

Los animales son ángeles disfrazados, enviados a la tierra por Dios para mostrarle al hombre lo que es fidelidad.

Niños aprenden con aquello que haces, no con lo que dices.

Las personas que te hablan de los otros, van a hablarle de ti a los otros.

Perdonar y olvidar nos hace más jóvenes.

Agua es un santo remedio.

Dios inventó el llanto para que el hombre no explote.

Ausencia de reglas es una regla que depende del sentido común.

No existe comida mala, existe comida mal condimentada.

La creatividad camina junto a la falta de dinero.

Ser auténtico es la mejor y única manera de agradar.

Amigos de verdad nunca te abandonan.

El cariño es la mejor arma contra el odio.

Las diferencias hacen la vida más bonita y colorida.

Hay poesía en toda creación divina.

Dios es el mayor poeta de todos los tiempos.

La música es el postre de la vida.

Creer, no hace de nadie un tonto. Tonto es quien miente.

Hijos son presentes raros.

De todo, lo que queda es tu nombre y los recuerdos sobre tus acciones.

Gracias, disculpa, por favor, son palabras mágicas, llaves que abren puertas para una vida mejor.

El amor…Ah, el amor…

El amor rompe barreras, une facciones,

destruye prejuicios,

Cura enfermedades…

No hay vida decente sin amor!

Y es cierto, quien ama, es muy amado.

Y vive la vida más alegremente…

 

 

 

 

 

Gracias Mariana + André por la confianza!

Deixe um comentário

Comment