Siempre intento pensar en lo que puedo cambiar en mi fotografía. Últimamente la célebre frase de Robert Capa me ha atormentado. “Si tus fotografías no son lo suficientemente buenas, es porque no estabas lo suficientemente cerca”.

Así es, cuanto más cerca el fotógrafo está del fotografiado, mayor la posibilidad de transmitir más emoción. Fue esto lo que Capa quiso decir y tengo la plena convicción de que estaba totalmente en lo cierto.

Normalmente las barreras que impiden que el fotógrafo se acerque más las pone él mismo y no el fotografiado. Principalmente en una boda donde se lo contrata y, por consiguiente, es muy bienvenido al evento, no es cierto? El fotógrafo de boda no es impostor o paparazzi.

Vencer este miedo muchas veces parece imposible, pero puedo asegurarles que es mucho más fácil de lo que se piensa y sólo depende de la manera como el fotógrafo decide lidiar con ello. Considero importante que este fotógrafo, muchas veces tímido, dé un paso por vez. A medida que va tomando valor y se va acercando a sus fotografiados, sus imágenes cobran impacto. Motivador, no?

Ya lo he decidido, en 2012 voy a acercarme más, mucho más…La proximidad es sinónimo de sentimiento.

(Mis sinceros agradecimientos a Mariana y Mauri por la recepción en Rosario, escenario de esta linda y alegre boda!)

Deixe um comentário

Comment